sábado, 4 de noviembre de 2017

Los mass media, los delincuentes de cuello blanco y la selección social de la especie

Por: WendyFunes

En Honduras, el lenguaje se ha ido haciendo cada vez más estigmatizante para el pensamiento crítico cuyos razonamientos -desde inicios de la presente década- están influenciados por un movimiento social creciente y que se ha desbordado a partir de la publicación del escándalo de corrupción en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) que dejó 3,000 muertes. Este movimiento social fue antecedido por el opuesto a la crisis política del 28 de junio de 2009, denominada Golpe de Estado por la Comisión de la Verdad y la Reconciliación, y suceción constitucional, por la cúpula civil-militar que ejecutó la acción.
Pero al poder del lenguaje se suma la estructura mediática monopólica, controlada por quienes procuran la selección social de la especie, entiendase este último término como el desplazamiento para acabar con los menos aptos, por parte de quien tiene el poder.
Lo anterior se logra mediante diferentes caminos, algunos de esos son la desnutrición deficiente, medios de comunicación controlados, sistemas de salud y educación debilitados, precaria institucionalidad, manipulación del cerebro gracias a los avances en la medicina, entre otros.
La importancia del lenguaje se puede apreciar de mejor forma al conocer el funcionamiento cerebral, la influencia de los mensajes y el papel que la comunicación juega en los mecanismos de evolución.
Si se desea analizar desde una óptica biológica porqué la comunicación que desnuda el actual orden de cosas y que exige el cambio, es etiquetada, mientras los delincuentes de cuello blanco tienen toda una estrategia de marketing y de imagen a su favor; la respuesta problamente pudiera inferirse al describir que en Honduras hay una fuerte presión social por hacer transformaciones sociopolíticas y económicas para lograr espacios en favor de los más débiles y, reducir la injusticia social. No obstante, al mismo tiempo, existe una elite que se abrogó –ya sea mediante fraude o manipulación- el poder de castigar esa conducta aunque siendo sociopatas o disociales de cuello blanco, son necesarios para extinguir a los menos aptos de la sociedad.
Investigaciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) han verificado: que los daños materiales ocasionados por las conductas que se conviene en incluir en la categoría criminalidad económica (Cuello blanco) alcanzan cifras astronómicas y rebasan, haciendo imposible cualquier comparación…:los fraudes alimentarios y farmacéuticos y la contaminación de aguas y aire atentan no sólo contra la salud, sino también contra la integridad física e incluso la vida de las personas. (Jane, La delincuencia económica 1983)
“Debe contarse además todos los daños inmateriales, como por ejemplo el quebranto de la confianza como elemento básico y configurador del tráfico mercantil y los atentados al sistema del libre mercado”. (Jane, La delincuencia económica 1983)
“Los medios de comunicación dedican más espacio informativo a la delincuencia llamada común que a la económica” (Jane, La delincuencia económica 1983).
Eso puede explicar entonces que ante eminentes cambios sociales, demandados por los más débiles, los fuertes usan todos sus medios, incluidas sus herramientas mediáticas poderosas, para lograr que los más “aptos” tengan más posibilidades de sobrevivencia, pero no sólo eso, el disocial o sociopata de
cuello blanco aparece destacado como personalidad del año, conciliador, honorable, reparador de conflictos.
Este contexto ha generado nuevos tipos penales que –según el discurso político- pretenden generar mayor seguridad humana, pública y ciudadana; sin embargo, es claro que la violencia, la criminalización de la protesta social, la quiebra de una institución estatal como el Seguro Social, la educación deficiente, la falta de acceso a la información pública;  dan indicios de una posible política de selección social de la especie, planificada desde el poder y ejecutada por personas con transtorno disocial de personalidad o con rasgos de personalidad sicópata.
La Ley de Secretos Oficiales, las resoluciones de reserva de información pública, las reformas a las leyes penales de asociación ilícita, que según el movimiento social se pueden aplicar a los líderes sociales organizados, las reformas tributarias que han generado un sistema regresivo, son algunas decisiones que es necesario analizar a fondo para conocer hasta dónde llega el proceso de selección social de la especie.
Este término tiene su equivalente en la selección natural: “fenómeno en donde los aspectos heredados que se asocian a tasas elevadas de supervivencia y reproducción son los que pasan con mas probabilidad a la siguiente generación” (Rovelo, Bases biológicas de la conducta humana Julio 2015)
Las explicaciones científicas indican que “los procesos sociales empujan a los descubridores de los principios que explican la vida a empaparse de un lenguaje extremo que tiñe a la biología de una  inapropiada imaginación social. La lucha por la existencia, la competencia, la supervivencia del más apto, la muerte de los débiles son todas expresiones biologizadas de la compleja existencia humana bajo un régimen industrial (Skewes n.d.).
“Más vale propiciar un suelo fértil para una genética de la cooperación en aras de la supervivencia planetaria que avanzar hacia el suicidio de la especie” (Skewes n.d.).
Para comprender mejor el rol de los medios  en este proceso hay que tomar en cuenta que “existe una más que evidente vinculación entre medios de comunicación y procesos políticos…en un contexto caracterizado históricamente por el autoritarismo y una débil institucionalidad, muy rápidamente tendemos a asumir que los medios son, por definición, valiosos baluartes de la democracia y víctimas propiciatorias de un poder político que se empeña en silenciarlos” (Centro de Investigaciones de la Comunicación (Cinco) 2007).
Sin embargo, tampoco se puede soslayar que “estas representaciones de los medios masivos de comunicación, sin duda, le dan forma y un tono emocional a nuestra experiencia del delito y lo hacen de un modo que está en gran medida dictado por la estructura y los valores de los medios, más que por el fenómeno  que representan” (Garland, El complejo del delito: la cultura de las sociedades con altas tasas de delito 2005).
El sistema controla las mentes, mediante sostificados mecanismos sicológicos y siquiátricos. Es el control del cerebro el mayor poder de una sociedad.
La selección social de la especie puede ocurrir dejando que simplemente los biológicamente menos aptos se extingan o mediante alteraciones biológicas, por ejemplo, un cerebro poco desarrollado tiene el lóbulo frontal menos evolucionado y produce menos dopamina, el neurotransmisor de la evolución y de la motivación.
Los lobulos frontales sirven para el movimiento voluntario, produccion del lenguaje (izq), Prosodia motora (derecho), comportamiento, funcion ejecutiva, motivacion.
Entretanto, la dopamina es un neurotransmisor (NT) del cerebro, definido como parte del sistema nervioso central. “Su administracion debe producir un bloqueo del efecto que se observa cuando se estimula la terminal nerviosa que libera el nt propuesto. Debe tener una via de sintesis bien definida” (Rovelo, Bases biológicas de la conducta humana Julio 2015) y hay otra serie de requisitos que la convierten en un neurotransmisor.
De manera más específica este NT es responsable de la conducta motora, pensamiento, emociones, afectividad, humor, sensopercepcion, placer, actividad sexual, motivacion.
Este NT puede producirse en más o menos cantidad dependiendo de los mensajes que reciba, tipo de alimentación, traumas, golpes, acontecimiento, etc. De acuerdo con las Bases Biológicas de la Conducta Humana, las modificaciones sociales, ambientales y sicológicos causan cambios biológicos (Rovelo, Ciencias de la conducta, psicopatologia criminal y criminologia 2015).
De acuerdo con un diagrama para explicar la interacción esquematica entre evolucion, genetica y desarrollo del comportamiento, la evolución ocurre por la combinación de genes –experiencia, organismo actual, situación actual  y comportamiento actual.
Dicho de otra manera, la evolucion influye en genes que afectan el comportamiento  de cada especie; los genes de cada individuo inician un programa exclusivo de desarrollo neurologico; el desarrollo del sistema nervioso de cada individuo depende de sus interacciones con el medio ambiente (experiencia);  la capacidad del comportamiento presente de cada individuo  depende de sus patrones de actividad nerviosa exclusivos (pensamientos, sentimientos, acciones); el comportamiento presente de cada individuo surge de la interaccion entre los patrones de actividad nerviosa y su percepcion de la situacion actual. (Rovelo, Bases biológicas de la conducta humana Julio 2015)
El éxito del comportamiento presente de cada individuo influye sobre la posibilidad de que sus genes pasen o no a las generaciones futuras.
Según estudios de etología y comportamiento humano, el conocimiento biológico de nuestra especie, en particular su historia evolutiva, la identificación de sus patrones modales de comportamiento, el desarrollo de estos y cómo son modelados por la cultura, constituye un interés especial para la psicología y la psiquiatría contemporáneas (Etología y comportamiento humano s.f.)
Ejemplo de esto es el desarrollo de un área denominada psicología o psiquiatría evolutiva que pretende proveer el marco teórico necesario para explicar el comportamiento humano como una estrategia que los individuos utilizan para enfrentar los retos ambientales; es decir, como una adaptación. (Etología y comportamiento humano s.f.)
Una persona poco evolucionada o débil, si aplicamos la ley natural que rige a los mamiferos, merece desaparecer y esa parece ser la idea subyacente de los grupos de poder  que, por ejemplo, colocan más cargas a los más pobres y menos para los más ricos, tal es el caso del pago de impuestos.
Según el Foro Social para la Deuda Externa de Honduras (Fosdeh), en el país, la clases con más recursos pagan menos impuestos en relación con la cantidad de tributos aplicados a las clases menos poderosas económicamente. Eso indica que el sistema tributario nacional es regresivo y no progresivo.
Si el comportamiento de una persona ha sido condicionado de tal manera por sus experiencias anteriores que llega a comportarse automáticamente, como los perros de Pavlov al sonar la campana, esa persona no está motivada. (Ian Taylor s.f.) Esta premisa explica que la falta de motivación tiene que ver con la poca producción de dopamina. La cantidad de dopamina está ligada también al desarrollo de los lobulos frontales ya que este es el nt más abundante en esta zona del cerebro.

En ese sentido, planificar una desnutrición deficiente, sistemas de salud quebrados –como el caso del IHSS- saqueo de la administración pública, asesinatos selectivos como un mecanismo de profilaxis social en sistema de justicia deficientes, son tácticas sutiles para la selección social de la especie mediante el control social.
Como complemento, es necesaria una estrategia de comunicación que sin hablar directamente de la selección social de la especie conduzca a los ciudadanos a aceptar verdades dadas que no requieren cuestionamientos.
Comunicación no es sólo la actividad lingüística, un complejo proceso entra en juego para controlar a los ciudadanos.
“Hay diferencias en el grado en el que el comportamiento está controlado lingüisticamente. Sin duda algunas conductas se llevan a cabo sin tener prácticamente ningún punto de referencia social, es decir, sin usar ninguna verbalización compartida. Por ejemplo, la conducta fisiológicamente autónoma…sin embargo, también es verdad que hay otros comportamientos a menos que el actor haya tenido un contacto bastante complejo e íntimo con construcciones lingüisticas”. (Ian Taylor s.f.)
El debilitamiento de las instituciones públicas, en función de los escasos recursos disponibles, la reducción de los beneficios del Estado, la falta de inversión en los barrios céntricos degradados, la marginación social y económica de los pobres, éstas son políticas que generan inseguridad (Garland, El complejo del delito: la cultura de las sociedades con altas tasas de delito 2005).
¿Pero es acaso la inseguridad un mal necesario?, hay quienes piensan que la evolución del delito es una oportunidad para que los políticos puedan ofrecer seguridad y para la autoextinción o suicidio de la especie.
Pero hay que ver qué dice la ciencia para conocer quién está detrás, como ejecutor de la selección social, mediante técnicas que podrían llegar a ser delito.
La delincuencia tiene bases biologicas-medicas; psicologicas, sociales, economicas y politicas; antropologicas y culturales; naturales vrs normativa social (Rovelo, Conducta criminal, reflexiones sobre rasgos, curso evolutivo y pronostico 2015).
Las causas biológicas son, la herencia- genetica, enf. neuropsiquiatricas, enfermedades mentales, de personalidad, adicciones, desnutricion; las sicológicas son, la inteligencia, personalidad, aprendizaje, desarrollo psicologico, inadaptacion, agresividad, sociales, ecologia criminal, urbano – rural, areas delincuenciales, movilidad social, vagancia.
Por otra parte, las bases economico- politico de la delincuencia son, las clases sociales, crisis economica, regimenes politicos, mendicidad, violencia politica, regimen juridico, desigualdad, empleo, miseria, guerras , revoluciones, golpes de estado y corrupcion.
Asimismo, las antropologicos y culturales son la escolaridad: retraso, fracaso, papel social de la escuela, educación suplementaria, deptos. auxiliares; profesiones familias: estructura, ausencia de padres, familias distorsionadas, familias infractoras, cultura, subcultura, contracultura, migracion, medios de comunicación, magia, religion, supersticiones, formas de diversion. Las naturales vrs normativa social son la ruptura de la ¨convivencia social¨ por necesidad.
Llama la atención que las clases sociales, crisis económica, regimenes políticos, mendicidad, violencia política, regimen jurídico, desigualdad, empleo, miseria, guerras , revoluciones, golpes de estado y corrupcion se juntan en un solo grupo, es decir, tanto los problemas el dinero como la política están en el mismo conjunto para explicar la actividad delictiva de los políticos.
Eso demuestra que la construcción del delito y el manejo mediático del mismo es también todo un mecanismo de  control de las libertades civiles. “La definición de lo que es correcto o equivocado, tanto en teoría como en la práctica, constituye una prerrogativa de quienes tienen el poder de definir (poder político)” (R. Bergalli 1983)
Además, analizando este planteamiento se puede inferir que los más débiles tienen todas las posibilidades para seguir siéndolo en la cadena evolutiva.
La tipología de riesgo de peligrosidad de los delincuentes que comenten ilícitos, ligados a las selección social de la especie, como el de la corrupción, explica que desde el punto de vista siquiatrico-criminológico son “individuos que cometen delito por razones o motivaciones ligadas a situaciones sociales, culturales, necesidad, ignorancia, etica, adaptacion, etc. Generalmente se asesina por celos, dinero, venganza y poder” (Rovelo, Ciencias de la conducta, psicopatologia criminal y criminologia 2015).
Lo más peligroso de quienes tienen el poder de hacer la selección social de la especie y conducir a la gente a aceptarlo, es que también poseen la posibilidad de criminalizar a quién cuestione este orden del estado actual de cosas.
En palabras de Bergalli, ellos podrán declarar punible todo aquello que se oponga a sus intereses y a sus concepciones de lo que consideran un comportamiento apropiado, para todo lo cual el estigma de la criminalidad resulta un arma muy efectiva. La criminalización es un arma de coerción legítima; a través de ella se llega a saber que quienes se manifestan de forma opuesta al mandato de la ley no están simplemente equivocados, sino que, por el contrario, se muestran impulsados por mótivos malévolos. (R. Bergalli 1983)
Agrega que, “por consiguiente, la naturaleza del delito está  determinada por la clase social dominante como forma de procurar ventajas a sus intereses materiales y a su concepción de la moralidad” (R. Bergalli 1983).


Entre el delito, la inseguridad y el miedo sin duda hay un alto nível de estrés de la población lo que generará una ciudadanía llena de adrenalina, el nt de las emociones, afectividad, humor, energia, miedo, conductas de lucha o huida, estados de alerta, cognicion, memoria, transmision dolor.
Con mala alimentación y poca actividad física, la adrenalina recorriendo el cuerpo genera problemas biológicos y mayores posibilidades de violencia y de transmisión genética de  las causas biológicas del delito que como ya se dijo son las enfermedades neuropsiquiatricas, enfermedades mentales, de personalidad, adicciones y desnutrición.
Habiendo visto las causas de la conducta delictiva, es necesario entender de manera más específica por qué los poderosos también delinquen, Jane, citando a Pearce, establece que “los crímenes de los poderosos solamente se explican…en un contexto socieconómico determinado: la sociedad capitalista dividida en clases antagónicas”. (Jane, La delincuencia económica 1983)
Los delitos económicos o de cuello blanco dice Jane solamente pueden cometerlos las personas que se benefician de una posición de preeminencia dentro de esa sociedad no igualitaria o, lo que es lo mismo, quienes no ostenten un determinado poder no dispondrán de los medios necesarios para dicha comisión. (Jane, La delincuencia económica 1983)
Agrega el autor que los científicos que se enmarcan en esta corriente de pensamiento o en otras afines destacan que los delitos económicos se cometen al amparo de posiciones de poder y dominación; que  tales posiciones  de privilegio son inherentes a sociedades divididas en clases, a sociedades no igualitarias; que por consiguiente la delincuencia económica es propia de este tipo de sociedades. (Jane, La delincuencia económica 1983)

Si se analiza desde el punto de vista siquiátrico estas personas pueden ser sicóticos por una deficiencia de su funcionamiento cerebral que podría volverlos ininputables o porque padecen trastorno disocial de la personalidad.
Este trastorno de personalidad, normalmente, llama la atención debido a la gran disparidad entre las normas sociales prevalecientes y su comportamiento; está caracterizado por:
a) Cruel despreocupación por los sentimientos de los demás y falta de capacidad de empatia.
b) Actitud marcada y persistente de irresponsabilidad y despreocupación por las normas, reglas y obligaciones sociales.
c) Incapacidad para mantener relaciones personales duraderas.
d) Muy baja tolerancia a la frustración o bajo umbral para descargas de agresividad, dando incluso lugar a un comportamiento violento.
e) Incapacidad para sentir culpa y para aprender de la experiencia, en particular del castigo.
f) Marcada predisposición a culpar a los demás o a ofrecer racionalizaciones verosímiles del comportamiento conflictivo.
Puede presentarse también irritabilidad persistente. La presencia de un trastorno disocial durante la infancia y adolescencia puede apoyar el diagnóstico, aunque no tiene por qué haberse presentado siempre.


Incluye:
Trastorno de personalidad sociopática
Trastorno de personalidad amoral
Trastorno de personalidad asocial
Trastorno de personalidad antisocial

En conclusión, los mass media, los delincuentes de cuello blanco y la selección social de la especie forman un triángulo que hay que empezar a analizar de manera más atenta, sobretodo con el vertiginoso avance de la robótica y la era de la información.


Bibliografía

Centro de Investigaciones de la Comunicación (Cinco). «Los medios de comunicación como actores políticos en Nicaragua.» De Sofía Montenegro, 7. Managua: CINCO, 2007.
«Etología y comportamiento humano.» En La conducta humana, 160. s.f.
«El complejo del delito: la cultura de las sociedades con altas tasas de delito.» En La Cultura del Control, de David Garland, 261. Barcelona: Gedisa, 2005.
Garland, David. «El complejo del delito: la cultura de las sociedades con altas tasas del delito.» En La Cultura del Control, 262. Barcelona: Gedisa, 2005.
«Las primeras sociologías del delito.» En La Nueva Criminología, de Paul Walton y Jock Young Ian Taylor, 148. Amorrortu, s.f.
Jane, Carlos Viladás. «La delincuencia económica.» En El Pensamiento Criminológico, de Begally y Bustos, 224. Bogotá: Temis, 1983.
Jane, Carlos Viladás. «La delincuencia económica.» En El Pensamiento Criminológico II, de Bustos y Bergalli, 229-230. Bogotá: Temis, 1983.
Jane, Carlos Viladás. «La delincuencia económica.» En El pensamiento criminológico II, de Bergalli y Bustos, 232-233. Bogotá: Temis, 1983.
«perspectiva sociológica: estructura social.» En El pensamiento criminológico Vol. II, de J. Bustos Ramírez, T. Miralles R. Bergalli, 144. Bogotá: Temis, 1983.
Rovelo, Mauricio. «Bases biológicas de la conducta humana.» Tegucigalpa, Julio 2015.
—. «Ciencias de la conducta, psicopatologia criminal y criminologia.» Tegucigalpa, 2015.
—. «Conducta criminal, reflexiones sobre rasgos, curso evolutivo y pronostico.» Tegucigalpa, 2015.
Skewes, Juan Carlos. «De la selección natural a la co-optación social de la genética.» s.f. http://polis.revues.org/1400 (último acceso: 10 de julio de 2015).



viernes, 15 de septiembre de 2017

La reelección en Honduras y los delitos de cuello blanco


La reelección en Honduras y los delitos de cuello blanco



La siguiente es una aproximación criminológica para debatir sobre la necesidad de una política criminal con el fin de analizar la reelección como un delito de cuello blanco.

Identificación del problema

Cómo afectaría la reelección presidencial en Honduras considerando la historia y la normativa vigente que la prohíbe y si tomamos en cuenta que en nuestro país no hay una política clara en tema de investigación de los delitos de cuello blanco.

Contexto histórico  

Para algunos de los que aspiran a la Presidencia de la República de nuestro país, la palabra REELECCIÓN resuena en sus tímpanos como campanas celestiales; posiblemente porque no saben de sus riesgos o no tienen verdadera convicción democrática.
La reelección es por sí misma el primer atentado contra la alternabilidad en el poder, principio básico de la Democracia. Ahí donde se permite la reelección, se le niega a otro ciudadano el derecho a ser electo; pues, ¿qué político nuestro, estando en posesión del poder, perdería una reelección?, si sabemos que, aun y cuando la Constitución lo prohíbe, desde él, sobran quienes intentan quedarse, violando el juramento hecho ante la nación entera.
Aquellos políticos que sueñan con la reelección, deberían pensarlo dos veces antes de continuar desvelándose por ella. En nuestro país parece ser que la reelección ha sido de mal agüero para aquellos que la perpetran o la intentan. Recordemos un poco de historia

jueves, 27 de julio de 2017



Nace periódico de investigación en Justicia y DD. HH. en Honduras





Tegucigalpa. Este 27 de julio ha nacido el periódico ReporterosdeInvestigacion.com como un espacio que pretende impulsar el periodismo de Investigación y el Periodismo de Datos, enfocado en temas de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos.


Reporteros de Investigación nació como una idea independiente luego de varias publicaciones en el blog CrimenData.Inv. Es por eso que la sección del periódico se denomina Investigaciones CrimenData.Inv.

Apoyada por académicos de América Latina y comunicadores sociales de todo el país, la periodista Wendy Funes, enfrentada varias veces a la censura desde espacios de las diferentes sala de redacción, decidió en junio de 2017, aprovechar la Era de la Información para impulsar una iniciativa integradora que trascienda al servicio de la sociedad por medio de la búsqueda, recepción y divulgación de información oculta.

A corto plazo, el equipo espera incursionar en el Periodismo de Datos y ya trabaja para generar la cultura de Open Data o de datos abiertos en Honduras mediante el ejercicio del Derecho de Acceso a la Información.

El equipo periodístico trabaja diariamente por convertirlo en una fuente creíble para que la gente conozca información sobre justicia, seguridad y derechos humanos que está vetada en los medios tradicionales y en el monopolio mediático de la comunicación cuyos medios informan con parcialidad, generalmente desde la óptica del poder, con un discurso sin deconstrucción, hegemónico, sin visión de género, dictado desde los grupos políticos, económicos y estatales que dominan todos los espacios de la vida de los hondureños.

Mientras tanto el blog CrimenData de ahora en adelante será un sitio que divulgará las investigaciones más relevantes de ReporterosdeInvestigacion.com y será convertido además en un sitio de información criminológica.

jueves, 15 de junio de 2017


Cárceles para niños 


 El Sistema Penal Juvenil en Honduras 

  Una necesaria apuesta por la intervención de calidad 


Autor invitado: Luis Fernando Reyes
Especialista en Derecho Penitenciario 
Máster en Administración y Gerencia Pública 
Catedrático CEUTEC 

I. La realidad
Con la reciente creación del la Direccion Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (DINAF) se pretende dar un giro positivo en la gestión a favor de los menores infractores en Honduras. 

La población de menores infractores en el 2015 asciende aproximadamente a 315 con proyección al alza, sin que hasta la fecha las Políticas Publicas y Penales hayan sido de fuerte impacto. Existen diferentes problemáticas; entre otras las que podemos visualizar en el siguiente gráfico pero todas subyacen en: 
  •  Distancia entre el discurso normativo y la realidad a la que se enfrentan los menores acusados de haber infringido la ley penal.
  • Se prioriza la represión sobre las políticas de prevención de la criminalidad y violencia. 














  II. Nuestro análisis  

Analizando a corto plazo los dos aspectos del menor infractor basado en los estudios socieconomicos,y criminológicos podríamos afirmar que : 
El Niño empieza su camino en el mundo criminal comenzando con el riesgo social.

Según los estudios el noventa por ciento de los menores infractores sufren exclusión social entre otras por: a) Desintegración familiar b) Conducta criminal de sus padres c) Abusos cometidos a dicho menor d) Abandono 

Dichas conductas expusieron a los menores a la vida callejera encontrando una basta experiencia en la escuela del crimen. 

En este aspecto el Estado no ha sabido concretizar las políticas públicas de juventud y niñez, diseñadas con el claro objetivo de acaparar este sector poblacional y tutelarlo mediante instituciones efectivas que incorporen al niño al mundo educativo y social. 

Analizando la problemática con perspectiva posterior al fenómeno riesgo social, nos encontraremos con un menor infractor que obtiene una basta experiencia en la vida criminal, convirtiéndose en adulto experto y amante de la violación del sistema jurídico penal. 

“Es decir que la ineficacia de los planes socioeducativos del sistema penal juvenil son inoperantes y nos atreveríamos a decir que a veces son contraproducentes en la lucha contra esta problemática”. 

“El Estado en muchas ocasiones detuvo a menores en riesgo social y los trasladó a los centros de detención por no encontrar con espacios adecuados de guarda, involucrando a dichos menores con otros detenidos por pertenecer a maras y pandillas”.

“Al poco tiempo estos menores, eran reclutados al interior del centro, convirtiéndose en pandilleros fieles a la organización (Necesidad de pertenencia y afecto)”. 

Según las estadísticas consultadas el 95 por ciento de los menores infractores continúan su vida criminal y pasa a ser parte del sistema penitenciario adulto. El otro fenómeno que ha revitalizado y hasta potenciado a las maras y pandillas ,es el uso del Derecho Penal del enemigo1 que utiliza el Estado para el combate criminal, y que no da a las personas la oportunidad de enmienda (de resarcir el daño). 

 1 Esta tendencia asume que las personas que delinquen no respetan las normas penales y por lo tanto, se les debe excluir del Derecho penal ordinario, teniendo como consecuencia el no tener el derecho a los principios garantistas penales.

“En conclusión podemos decir que los centros de reeducacion para menores han sido ineficaces en la transformación de los jóvenes que han ingresado por una infracción penal y no han podido evitar que continúen su actividad criminal, terminando como adultos en los centros penitenciarios para mayores o con la trágica muerte”.

lunes, 12 de junio de 2017


La investigación criminal sigue siendo un desafío 

Según miembro de la Comisión para la Depuración y Transformación de la Policía Nacional, sólo en cuatro de cada cien muertes violentas, hay investigación.

Por Wendy Funes


Tegucigalpa. Las cifras siguen mostrando que ocho de cada diez delitos quedan sin investigación criminal en Honduras.

Dicho de otra manera, el 80 por ciento de los delitos están en la impunidad, mientras el país está entre los tres países más violentos de América Latina.  Las reformas policial llamada de certificación y transformación no  muestra suficientes avances entonces ¿qué hacer?
Para el ex detective de investigación criminal y egresado de la Maestría en Criminología, Carlos Vigil, la investigación criminal -que es fundamental para el sistema de justicia- tendrá un repunte eficaz para explicar y atacar todo tipo de criminalidad, sólo si hay una verdadera política de investigación criminal.

Se ha mejorado en el equipamiento tecnológico por la instalación de cámaras inteligentes y en la logística de los investigadores, pero la investigación va a cambiar sólo si el Estado genera una verdadera institucionalidad de investigación de la criminalidad y del crimen, sugirió.

El profesional de la Criminología agregó que esta ciencia cambiará la situación de país a través de la academia y del conocimiento científico para mejorar el sistema regulatorio y el sistema penal hondureño.

Vigil está haciendo un análisis criminológico sobre la desproporcionalidad de la pena de multa en los delitos de tráfico de droga.  El endurecimiento de penas tiene poca eficacia para combatir la criminalidad, consideró el entrevistado.

Indicó que en los 80 existía la Dirección Nacional de Investigación (DNI), que después se convirtió en Dirección de Investigación Criminal (DIC), después fue la Dirección General de Investigación Criminal (DGIC), luego la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC) y ahora es Dirección Policial de Investigaciones (DPI).

Sin embargo, ahí hay muchachos que no saben ni tomar una declaración ni usar una computadora, cuestionó.

Por su parte, los miembros de la Comisión para la Depuración y Transformación de la Policía Nacional, luego de una reunión con el presidente, Juan Orlando Hernández, 
informaron el 16 de febrero pasado que presentaron como uno de sus principales retos y desafíos, la consolidación de la reformas al Sistema Educativo Policial y Sistema de Investigación Criminal.

Omar Rivera, miembro de la mencionada comisión, ha dicho que «el fortalecimiento de las capacidades de investigación criminal en el país y la implementación de programas integrales de inclusión social dirigidos a grupos colocados en situación de vulnerabilidad son retos imperativos en esta lucha contra la generalizada violencia que afecta a los hondureños».

Impunidad
«La investigación criminal ha sido históricamente el talón de Aquiles del Estado en esta lucha contra la criminalidad y delincuencia, y el principal obstáculo para revertir la impunidad. Solamente 4 de cada 100 muertes violentas reciben sentencia condenatoria, precisamente porque la mayoría de casos no son investigados rigurosamente», manifestó a través de un comunicado que envió a los medios el 6 de febrero.

Según un boletín de la cooperación española, en el marco del Programa Eurojusticia, financiado por la Unión Europea a través de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), y ejecutado por la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), se presentó el diagnóstico «Funcionamiento del Sistema de Administración de Justicia Penal en Honduras».

Este diagnóstico reveló que ocho de cada diez delitos están con mora de investigación criminal.

La misma estadística fue dada a conocer a inicios de la década por el ex fiscal general, Luis Rubí, que en una comparecencia ante el Congreso Nacional indicó que apenas investigaban el 80 por ciento de los delitos.

El  gobierno actual ha hecho reformas en la investigación al pasar de la DNIC a la DPI, se creó la Agencia Técnica de Investigación Criminal, la Fuerza Nacional Antiextorsión (FNA), existe la Dirección Nacional de Lucha contra el Narcotráfico (DNIC) y la Dirección Nacional de Investigación e Inteligencia (DNII).

Se está mejorando el recurso humano
El comisionado, Félix Maldonado, participó en diseñó de la Maestría en Criminología.

Describió que la Universidad Nacional de la Policía de Honduras (UNPH) también está formando a investigadores criminales para mejorar esta área y además se está mejorando la calidad del recurso humano.

Respecto a la contribución de la criminología al ámbito de investigación criminal, describió que la intención fue tener profesionales con orientación profunda para comprender las causas de la criminalidad en el país.

La criminología es una ciencia de análisis con herramientas teóricas para entender el fenómeno criminal y que explica por qué el ser humano delinque.

Mientras que la criminalística permite analizar el ambiente donde se realizó un delito y los medios que utilizaron, puntualizó.

- Investigar los delitos comunes
-Ofrecer a los Tribunales las pruebas
-Descubrir a los responsables
-Recepción de declaraciones preliminares de sospechosos
-Identificación de testigos
- Recibir denuncias y darles trámite
-- Allanamientos, pesquisas y registro
-Levantamiento técnico de evidencias
-              Protección de evidencias

-              Creación del Ministerio Público
-              Separar la Policía de las Fuerzas Armadas
-              Creación de la Defensoría Pública
-              Creación de Conasin, Conadese, FNA, ATIC (como policía del Ministerio Público), DNIC, DNII
-              Reforma Procesal Penal

-              Investigación de delitos contra la vida y la libertad sexual
-              Investigación de delitos contra la administración pública y patrimonial
-              Investigación de delitos contra el crimen organizado y terrorismo
-              Departamento Técnico-Científico
-              Análisis estadístico y estudios criminológicos
-              Operaciones especiales y comunicaciones
-              Homicidios
-              Asesinato
-              Parricidio
-              Violación
-              Trata de Personas
-              Pornografía Infantil
-              Secuestro
-              Falsificación de Moneda y Billetes
-              Robo de Vehículos, naves aéreas, buques
-              Magnicidio de Jefe de Estado
-              Genocidio
-              Asociación Ilícita
-              Extorsión
-              Delitos con Armas de Guerra
-              Terrorismo
-              Contrabando (Art. 392A y 392B)
-              Defraudación Fiscal (Art. 392D)
-              Tráfico de Drogas y Estupefacientes
-              Lavado de Activos
-              Prevaricato
-              Femicidio

Investigaciones

Los mass media, los delincuentes de cuello blanco y la selección social de la especie

Por: WendyFunes En Honduras, el lenguaje se ha ido haciendo cada vez más estigmatizante para el pensamiento crítico cuyos razonamientos ...